Archivo de la etiqueta: proceso

BenchMarking…”Aprender de los Otros”




Hoy en día, las empresas, para ser competitivas, utilizan métodos y herramientas que les ayudan a obtener una mejor productividad con respecto a otras, a realizar mejoras organizacionales que hagan que sus procesos de trabajos sean exitosos y que a la vez, que logren un posicionamiento en el mercado nacional como internacional.

Ahora les quiero platicar un poco sobre una de las herramientas que en los últimos años ha dado muchos resultados exitosos para todas aquellas  “organizaciones que quieren aprender de otras”, y esta es Benchmarking.

El Benchmarking nace en Estados Unidos a finales del los años sesenta, y nació como un modelo que pretende “aprender de otros”, es decir, como “la necesidad de saber cómo se están desempeñando otras empresas para tener información que sirva para mejorar los procesos y entrar en un amplio nivel de competitividad”, y esto en esencia, es lo que busca el Benchmarking. Para ello, es importante determinar que los modelos o las compañías a evaluar tienen que ser las reconocidas como las mejores en su campo de acción, ya que lo que se desea es aprender de ellas, y si es posible con ese aprendizaje, llegar a superarlas. Es por ello que el concepto de Benchamarking es:

“Un proceso sistemático y continuo para evaluar los productos, servicios y procesos de trabajo de las organizaciones que son reconocidas como representantes de las mejorares prácticas, con el propósito de realizar mejoras organizacionales”

Leyendo sobre esta gran herramienta encontré dos proverbios que justifican la existencia del benchmarking. Uno de ellos es de origen chino y data de hace más de mil 500 años: “Si usted conoce a su enemigo y se conoce a sí mismo, no tiene por qué temer el resultado de 100 batallas”. El otro se originó en Japón y proviene de la palabra dantotuzu que significa “luchar por ser el mejor de los mejores”.

Las empresas después de tanto intentos fallidos en aplicar una planificación estratégica, que diera respuesta a preguntas como ¿Cómo mejorar la posición competitiva de mi empresa? ¿Qué procesos de trabajo debo mejorar? ¿Qué significa un cambio de estrategia del competidor?, etc, empezaron a utilizar herramientas analíticas y de fácil aplicación para dar respuestas a estas preguntas, así como la matriz crecimiento/participación y la matriz de tres por tres posiciones de McKinsey; pero lo que no hacían estos análisis era estimular la mejora a nivel operacional, que es donde se ejecutan las decisiones estratégicas que toma una empresa y donde se decide el destino de la estrategia.

Y es aquí, donde nace esta herramienta de éxito, que fue aplicada en un principio por una empresa estadounidense llamada Xerox Corporation en los años ochenta.

Xerox utilizo ésta herramienta porque su cuota de mercado en los últimos años había bajado, por lo que se creo un futuro incierto para la empresa. Para ello, la empresa tenía que actuar adecuadamente, ya que ésta empresa, que actualmente es líder en el mercado, en ese tiempo, podría haber dejado de ser competente, por ello empezaron a aplicar el Benchamarking. Lean un poco más sobre ello en “Los que nos lega el Benchamarking

El Benchmarking se puede llevar a cabo en cualquier tipo de empresa, tanto como industrial como comercial y administrativa, y se basa en contemplar tanto el mundo interno de una compañía como su mundo externo.

Como podemos ver, esta gran herramienta es de suma importancia para aquellas empresas que esten interesadas en aprender de otras para hacer mejoras dentro de ellas. Espero les haya interesado mucho este tema.

Hasta la próxima, buen día,

Roxana Escobar.-


Anuncios

¿Quieres ser competitivo?…


Y  también ¿quieres saber como serlo?…bueno pues, ahora les hablare un poco de ello. Este tema me ha parecido muy interesante y pues leyendo blogs referentes a este tema, ahora les quiero platicar un poco de la importancia de ser competitivos hoy en día.

Ser competitivo es parte importante para el desarrollo de toda persona, ya que ser competitivo, nos hace ser una persona con mejores conocimientos, mas seguro de nosotros mismos, con más inteligencia, es decir, nos hará mejor en nuestro ámbito. Pero para ello, nosotros tenemos que tener la capacidad de motivarnos  a nosotros mismos y quitarnos el temor de superarnos, como también tener siempre aquello de tratar de ser mejores, así no solo tendremos un crecimiento personal si no también, un crecimiento profesional.

Hay que tener en cuenta, que en este proceso de llegar a ser competitivos, podemos fracasar una y una vez o hasta mil veces, pero lo importante de todo esto, es que tengamos la capacidad de levantarnos siempre, ser positivos y perseverantes para poder pararnos firmes, y ver el fracaso como ” un proceso natural para llegar al éxito”. Grandes personalidades o hasta grandes empresas han fracasado en su proceso de llegar al éxito, pero han tenido la fuerza necesaria de ver al fracaso como algo positivo, que los ayuda a fijarse en lo que han fallado, y trabajar en ello, para poder hacer mejor las cosas.

Pero….¿Cómo ser competitivo? ….lo más importante aquí, es que te conozcas a ti mismo, lo que tu eres, y tener presente que nadie, NADIE  es mejor que tu, la diferencia entre las personas, es que cada quien tiene mas conocimientos en sus ámbitos, o en su carrera o en cierta actividad que realiza, pero no solo por eso, quiere decir que son mejores que nosotros, simplemente son etiquetas que caracterizan a ciertas personas, pero NO SON SUPERIORES A TI.

Ten siempre en cuenta, que es de suma importancia que sepas realmente quien eres, y no andar aparentando lo que no, y pues si surge una critica a tu persona, pues debes recibirla con agrado, tal vez esa crítica te ayuda a mejorar en ciertas cosas, a la vez que, no pienses que por esa critica o esa mala “etiqueta”, eres peor persona, NO, simplemente es una etiqueta que las personas te ponen, y pues ahí es donde debes de demostrar lo que en realidad tu eres, demostrar tu seguridad en ti mismo, ya que solo tu sabes quien eres, y de que eres capaz de hacer.

Otro punto importante, es la motivación, para ello, ser humildes y sencillo, y tener la capacidad de mejorar constantemente. Podría ser útil, que te visualices en un futuro, y que te pongas a pensar, qué quieres hacer y cómo lo vas a hacer, así te motivaras a ti mismo.

“Lo principal para ser competitivo es que te sientas motivado a serlo por un fin mayor. La competitividad te debe provocar buenas sensaciones, jamás malas.”

Por último, debe de haber una competitividad sana…..pero y ¿cómo?….bueno pues, debes ser humilde y elogiar a aquellas personas que también son competitivas, y nunca destrozarlas, es más DEBES APRENDER DE ELLAS, y sentirte motivado de igualarlas o incluso, superarlas, pero de buena manera, es decir, no envidiar, ni descalificar a nadie, más bien ser creativos en la manera de superar a esas personas.

Bueno, espero que les haya gustado este post, a mi en particular me gusta mucho. Espero también sus comentarios al respecto.

Buen día,

Roxana Escobar.-



A %d blogueros les gusta esto: